CONTACTO

pedrolupi@hotmail.es

EN SILENCIO

Todos necesitamos del SILENCIO. Es la forma de poder encontrarnos con nosotros y reconocernos, descubrir qué, cómo, para qué de nuestra existencia.

El SILENCIO por puro placer que nos serena y tranquiliza, ese silencio que nos lleva hacia nuestro interior para buscar respuestas, o tal vez preguntas sobre nuestra existencia.

Contamos con esta magnífica herramienta con la que contamos todos y que no solemos utilizar por miedo a lo que podamos encontrar en el SILENCIO. Llenamos nuestras vidas de ruidos externos que nos atontan y distraen, que no nos dejan ver ni vernos.

Hacer SILENCIO es darnos la oportunidad de querernos tal y como somos en un encuentro íntimo con lo más profundo de nuestro ser y allí descubrir que somos bellísimos, que nuestro potencial es tremendamente infinito y que solamente tenemos que creer en nosotros mismos.

Cuando somos capaces de guardar y hacer SILENCIO, se caen los miedos y temores que habitan en nuestro corazón y nos damos la oportunidad de crecer personal y espiritualmente.

Haz SILENCIO, dedica un tiempo, busca lugares y espacios adecuados y para, serena tu cuerpo, mente y sentimientos. Disfruta de la belleza interior, goza del instante y vive con intensidad el encuentro consigo mismo y con lo trascendente.

Dios habla en el silencio del corazón; si te pones frente a Dios en el silencio y la oración, Dios te hablará. Y sabrás entonces que tú no eres nada. Dios no puede llenarte de él mismo hasta que tú no conozcas tu nada, tu vaciedad. Las almas de los grandes orantes son almas de gran silencio.
El silencio hace cambiar nuestra visión de las cosas. Tenemos necesidad del silencio para llegar a «tocar» las almas de los demás. Lo esencial no es lo que nosotros decimos, sino lo que Dios dice, lo que nos dice, lo que dice a través de nosotros. En un silencio así, él nos escuchará; en un silencio así, hablará a nuestra alma, y escucharemos su voz.
Santa Teresa de Calcuta (1910-1997), fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad
No hay amor más grande


No hay comentarios:

Publicar un comentario