CONTACTO

pedrolupi@hotmail.es

ACTIVIDAD 84

LA SOLEDAD DOLOROSA

Cuando no somos capaces de vivir con naturalidad nuestros momentos de soledad, cuando no somos capaces de estar solos, cuando nos duele el vacío en situaciones de incomunicación e incomprensión...la soledad se hace insostenible y un problema que debemos solucionar integrando este sentimiento en nuestra vida como una oportunidad de crecimiento y reflexión.

Algunas propuestas:


  1. Todo comienza por ti mismo. Tu autoconocimiento, autoestima y gestión emocional son necesarios para vivir la soledad con tranquilidad y serenidad. ¿Qué puedes hacer? Analiza con profundidad lo que eres, piensas y sientes. Encontrarte contigo mismo tiene que ser un verdadero placer y regalo porque te caes muy bien y te entiendes.
  2. Cuanto más te aísles y bloquees más solo estarás y por tanto crecerá la soledad dolorosa. ¿Qué puedes hacer? Sal y cuenta lo qué te pasa, comparte momentos y espacios con otros, busca a esa persona con la que puedes comunicarte y disfruta de tus encuentros con otros, de actividades con otros y de vivencias con otros. Recuerda que cuanto más te aíslas menos te apetece salir. Obligarte a salir es necesario.
  3. Escribe en el diario de sentimientos todo lo que sientes y vives, lo que te hace sentir solo y busca respuestas. ¿Que puedo hacer? En ese autorretrato emocional de tu vivencia de la soledad descubre los porqués.
  4. Sé proactivo y asume el control de lo que te sucede de forma activa, no te quedes en lo qué sientes si no te gusta. ¿Qué puedo hacer? Ponte en acción y de forma creativa resuelve el problema.
  5. Comparte tu tiempo, ayuda a otros a lo que sea, cualquier actividad social y socializadora es importante. ¿Que puedo hacer? Apuntarse a un grupo de lo que sea con tal de pasar un rato agradable con otros, reír y ya que estamos aprender.
  6. Llena tu vida de sentido, también los momentos de soledad, es necesario que te preguntes la razón por la que estás así y si eso te acerca a lo que realmente quieres y sientes. ¿Qué puedo hacer? Si ya tienes claro el por qué, ahora pregunta el para qué de la soledad y llena de contenido ese estado emocional.
  7. Reilusiónate con lo que haces y vives. ¿Qué puedo hacer? Busca nuevos retos, nuevas amistades y ocupaciones que te hagan sentir vivo, incluso en soledad podemos hacer mucho.
  8. Por último, aunque puedes buscar muchísimas más herramientas, ten tu mente, tu corazón y tu cuerpo activos. ¿Qué puedo hacer? pinta, baila, crea, habla, escribe, etc...
Y nunca me cansaré de repetir que una de las cosas que más nos ayudan en la vida a salir de nosotros mismos y nuestros rollos internos es un BUEN ABRAZO, práctica mucho regalando abrazos y recibiéndolos con generosidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario